IDENTIFICACIÓN DE LA MEDICACIÓN EN QUIRÓFANO

Desde el año 2016 hemos implantado un sistema de etiquetado de las jeringas de medicación habitual para los procesos anestésicos, de sedación y medicación de emergencia.

Desde el año 2016 hemos implantado un sistema de etiquetado de las jeringas de medicación habitual para los procesos anestésicos, de sedación y medicación de emergencia.

Mediante unas pegatinas, que se diferencian por colores (en las que se indican datos tales como la medicación y la dosis por mililitro) evitamos el empleo de rotulación de jeringas, u otros métodos comunes como el uso de jeringas de diferentes tamaños para cada medicamento. Las mejoras más notables que aporta este sistema de etiquetado son:

  • Favorece la inmediatez. El código de colores y las letras, claramente legibles, ayudan a localizar rápidamente la medicación en intervenciones. Incluso en aquellas en las que se requiere una baja iluminación. Permite al enfermero de anestesia y al anestesista identificar rápidamente la medicación que se busca.
  • No se borra con el roce de la mano. Se mantiene impecable. Esta minimiza o evita el riesgo de error.

La declaración de Helsinki sobre seguridad del paciente en anestesia incluye, entre otras medidas, que todos los servicios de anestesia tengan protocolos para el adecuado etiquetado de las jeringas que contienen la medicación necesaria durante la anestesia en las intervenciones quirúrgicas.

Así mismo hemos incorporado el doble chequeo obligatorio para la administración de toda aquella medicación que por su urgencia no pueda ser pautada por escrito. La doble verificación consiste en que, al dar la orden de administración por parte del anestesista, el DUE de anestesia confirma oralmente la pauta y espera la confirmación oral del anestesiólogo para administrar la medicación.

Son, en definitiva, protocolos fáciles de aplicar que disminuyen de manera considerable el riesgo de error y favorecen unos de los pilares de la sanidad: la seguridad del paciente. Este tipo de pautas, aparentemente tan sencillas, marcan la diferencia entre la vida y la muerte.