LAS HABILIDADES TERAPÉUTICAS COMO REFLEJO DE MI MANEJO EMOCIONAL.

Uno de los pasos más importantes es observar mis propias emociones sin juzgarlas. Esto sirve para aceptar que cualquier situación me afecta pero NO me limita para el cambio.

5 PAUTAS PARA INICIAR UNA BUENA RELACIÓN TERAPÉUTICA

 

  1. El clima emocional de todo el día se configura en las primeras entrevistas.
  2. Ley del eco emocional: los pacientes dan lo que reciben. Si damos sonrisas recibiremos sonrisas, sin embargo si somos hostiles recibiremos hostilidad. 
  3. Aprende a detectar las emociones observando su paralenguaje, (tono de voz, pronunciación, uso de pausas, volumen de voz)
  4. Utiliza un estilo emocional proactivo, es decir, mantener un tono emocional en la consulta, sin dejarse arrastrar por las emociones negativas que se reciben.
  5. No hay que sobrevalorar una âmala entrada del pacienteâ, la entrevista es muy plástica y puede que al final de la consulta termine enormemente agradecido. 

 

Para causar una buena impresión solo hay una oportunidad, sin embargo cuando tratamos con un paciente, siempre, hay que darle una segunda oportunidad. Hay que hacer un esfuerzo para visualizarlos de manera positiva. Muchas emociones tienen una inercia y por ello se acaban convirtiendo en un hábito, romper esta inercia pasa, en primer lugar, por ser un buen observador y darse cuenta de estas emociones y/o hábitos.