PAUTAS DE FISIOTERÁOPIA EN EL TRATAMIENTO DE LAS FRACTURAS EN LA FASE DE INMOVILIZACIÓN

Bases del tratamiento local de las fracturas.

El tratamiento local de las fracturas se basa en la reducción, la inmovilización y posteriormente la recuperación. La reducción e inmovilización, realizada por el especialista, puede hacerse mediante tratamiento quirúrgico (material de osteosínteiss) o conservador (inmovilización con yeso, por ejemplo)

Así pues, en la fase de inmovilización absoluta, el tratamiento de fisioterapia va encaminado a disminuir el dolor, el edema y prevenir las copmplicaciones derivadas de la misma inmovilización mientras ésta está presente, como pueden ser también la rigidez articular de las articulaciones libres y atrofia muscular. 

A continuación exponemos algunos posibles efectos adversos que se pueden producir durante la fase de inmovilización, sobre los cuales nos referimos en los siguientes puntos:

  • HEMORRAGIA Y EDEMA: para evitarlo es preciso favorecer que el riego sanguíneo recoja estas sustancias. Por tanto, el fisioterapeuta deberá estimular al paciente a mover la extremidad afectada, pero únicamente las articulaciones libres al foco de la fractura (durante el periodo de inmovilización) con elevación de la extremidad y drenaje circulatorio.
    • Cuando hacemos referencia a trabajar sobre las articulaciones libres, nos centramos en aquellas cercanas que no están inmovilizadas por el yeso.

 

  • ATROFIA MUSCULAR: en el periodo de inmovilización se recomienda potenciar de forma isométrica la musculatura afectada y hacer ejercicios activos del resto de la extremidad y de las otras partes del cuerpo. 

 

  • RIGIDEZ ARTICULAR DE LAS ARTICULACIONES LIBRES: mientras la inmovilización está presente, será recomendable movilizar las articulaciones que queden libres, con el fin de prevenir la rigidez secundaria a la inmovilización y mejorar el trofismo del tejido.
    • En el ejemplo de movilización de las articulaciones libres en caso de fractura distal de radio (a nivel de muñeca), está indicado realizar ejercicios activos de dedos, codo y hombro siempre y cuando, la inmovilización lo permita y no haya ninguna contraindicación médica. 
    • En fisioterapia se recomiendan una serie de pautas generales que se peuden llevar a cabo en el propio domicilio durante la fase de inmovilización, pero debemos tener en cuenta las particularidades de cada lesión. 
    • Ante cualquier duda a la hora de realizar estas pautas, siempre es mejor consultar al profesional sanitario de referencia.